Fantasía, Mujer de Aquí

El Pasado

Por. Karol Bolaños

Toc, toc… Soy yo de nuevo. Sí, ese mismo, lo sé, no me esperabas verdad; sin embargo, no puedo evitar estar aquí.

Anteayer, ayer y hoy en la mañana era casi normal que tocará a la puerta, pero decidiste meditar con una respiración profunda, incluso hiciste ejercicio físico, a veces, parece que te funciona.

De todos modos, no me puedes evitar tanto, aquí estoy, haciendo estragos con todo lo que se atraviesa.

Ah sí, tú, rayón infantil que surge cuando alguien falla, cuando lo único que puede emerger es el grito, la confusión, el destrozo y el bloqueo.

Llevas tiempo ahí, sin el mismo poder, declinando en tu deseo furtivo de llevarme al final, sí, a ese estado en que ya todo deja de existir.

Sabes, me gustaría que antes de que tu deseo se haga realidad, pases un momento; eso si, pidas permiso antes de entrar, cojas tus cosas, sí, esa miseria que dejaste, puras pendejadas.

Sobretodo, los escasos recuerdos acomodados en el rincón del ya casi no me acuerdo, sí, ahí en la oscuridad, esa misma que dejaste.

Lo sé, tendrás algo de pánico, de ese que llaman escénico, estarás algo preocupado, que te esperen no es tu estilo, irte para siempre tampoco y mucho menos cargar tus porquerías.

No te preocupes, ya todo está empacado, tómalo, yo te enciendo la luz hasta la puerta, eso sí, no te despidas, ya lo hiciste mucho; bueno, de hecho lo hice yo, eres tan inútil para todo que ni adiós sabes decir.

No hagas tantos fieros, no viniste a quedarte, jamás lo permitiría. Sabes, en está casa sólo quepo yo.

Eso sí, te agradezco porque al fin te llevas tus miserias, ya hacía tiempo que me estaban estorbando, no lo tomes personal, es casi normal que cuando alguien se ha ido, se vaya con todo lo que le pertenece.

De verdad pensaste que venías una vez más a romper todo y luego irte como si nada, no, no, viniste porque en realidad te esperaba.

Tú eres lo que eres, una emoción pasajera, un sentimiento pasado de moda, un personaje simple de la comedia cerebral.

No, no pongas esa cara, ya es tiempo, sal, voy a cerrar la puerta… Ah! Espera un segundo, recuerda… Jamás vuelvas sin previo aviso y nunca más dejes algo olvidado porque está es mi casa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s