Libre, Mujer de Aquí

El Hueco en el Vientre

Por. Karol Bolaños

A veces, sólo a veces, siento un hueco profundo en mi vientre, como si por ahí me llegarán mensajes y se marcharán otros.

Entonces, me pongo a pensar en vagas ideas que me embriagan de muchas emociones y hasta sentimientos. En algunos momentos, suelen ser dispares, en otros contrarios y raramente similares.

Los días en que siento ese vacío en mi interior, tiene que ver con eso que no es real, con el imaginario de cierta emoción que en el fondo no tengo.

Quisiera no tocar el lugar mágico de las fibras que nos unen como telaraña, para evitar decir que alguien piensa en mi, que me extraña e incluso me desea.

Quisiera decir que, siento que el pensamiento no me alcanza a tocar, pero… ¿cómo puedo explicar esté vacío que no me corresponde? ¿Pensar en algo que jamás existió? ¿Imaginar que es importante saber algo que no me interesa?

Entre las líneas de los poetas y filósofos encuentro el reposo de mi deseo curioso por el saber y conocer; mas no encuentro la razón de este desasosiego.

Por suerte, tengo un plan, entregarme al personaje que más me gusta. Dejando atrás la pretensión y la superstición, porque la magia se rompe cuando recordamos nuestra elección.

Al fin, ya no lo siento más!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s